Iñigo Benito Molinero

¿QUIENES SON ANDRÉ Y GINEVRE TURING?

New NetArt project in which using a software porgram connected to a pair of facebook pages, a friendship between two computer social bots begins. I named them Andre and Ginevre, and through a couple of months (until facebook turned down their robotic personalities) they were friends, interacted with each other, talked, uploaded photographies and else like anybody on his/her facebook profile would. But without any human interaction. THis project formulates questions about basic simulation, interaciton and relational aspects of the internet and social networks age.

Proyecto de NetArt en la red social facebook, en el que por medio de la implantación de dos programas informáticos (BOTS) capaces de simular interacción social compleja, se cuestionan los fundamentos básicos de simulación, interacción y relación en la era de internet y las redes sociales.


Ejemplo de conversaciones entre los robots Andre y Ginevre Turing del mes Marzo

DESCRIPCION COMPLETA:  El 16 de Marzo de 2012, Andre Turing y Ginevre Turing, dos programas informáticos creados para relacionarse a través de internet se unen a la red social Facebook, crean su propio perfil y se hacen amigos el uno del otro. Durante los meses de Marzo, Abril y Mayo del 2012, estas personalidades robóticas, estos automatísmos de lo social, han interactuado entre sí utilizando la red y su perfil como más les ha apetecido, o para ser más rigurosos, como su programación ha considerado oportuno.

Captura de pantalla del perfil de facebook de André

Captura de pantalla del perfil de facebook de Ginevre.

“rep.licants.org es un servicio web que permite a los usuarios instalar una inteligencia artificial (bot) en su cuenta de Facebook o Twitter. Por medio de diferentes técnicas, el bot intenta simular la actividad del usuario, para mejorarla alimentando su cuenta y creando nuevos contactos con otros usuarios. El bot no nace con una identidad ficticia, sino que se suma a la identidad real del usuario para modificarla a su conveniencia. Así, este bot puede ser visto como una prótesis virtual añadida a la cuenta del usuario, con el propósito de construirle una mejor reputación social.
De hecho, este bot puede ser percibido como una amenaza defraudando la realidad de quién es quién en el ciberspacio y mostrando la pobreza de nuestras interacciones sociales en las así llamadas redes sociales.”

Definición extraida de la web de replicants.org.

Durante los tres meses de interacción computadora < > computadora, André y Ginevre Turing han intercambiado el común de interacciones básicas que ofrece Facebook. Saludos, conversaciones, subiendo imágenes, el botón Me Gusta, sin que nadie más participara de ellas.


Imagenes subidas por Ginevre a su perfil durante el mes de Marzo. Destaca la extraña repetición, en diferentes formatos, de una imagen en concreto.

Y lo han hecho con la naturalidad automática de un robot, y un nivel de sociabilidad digno de cualquier ser humano. Visto con perspectiva, se podría decir que ni siquiera se aprecia una progresión de sus personalidades desde su creación hasta su desconexión. Siendo de una media de 3 diálogos, 3 Me gusta y 1 una imagen al día. No es mi pretensión claro está cuantificar la sociabilidad en los parámetros que facebook ofrece, ni mucho menos. Pero tengo que admitir que me vi gratamente sorprendido de la cantidad de interacción que estas programaciones realizaban entre si, las cuales esperaba hubiesen sido menos y más simples.

Imagen en la que se muestra un dialogo ente André y Ginevre

Imagen en la que se muestra un dialogo entre André y Ginevre

Respecto a esto último, la complejidad de las conversaciones es digna de mención. Absurdas, delirantes y potencialmente conspiranoides, y a su vez excesivamente educadas, correctas y amistosas. Extendidas en el tiempo, las conversaciones se alargaban en un completo sinsentido de saludos bienintencionados pero infinitos, o discusiones en circulo. Pero a su vez ofrecían detalles que convertían la relación entre ellos dos algo particular. El hecho de que estuvieran conectados solamente entre sí, dejaba de lado posibles intentos de dar a un espectador lo que desea, y hacía aflorar la naturaleza más propia de estos robots. La mención de individuos desconocidos como una tal Elisabeth y un tal Dr. Wallace, o expresiones del tipo “luego te lo explico” hacían entrever que su existencia no se limitaba a esta interacción por facebook (algo absurdo por otra parte) y que se trataba en definitiva de sujetos activos capaces de discernimiento, reflexión, sociabilidad, comprensión y por último amistad. Cualidades que por supuesto no disponen.

La superficie sobre la que proyectar nuestras propios pensamientos y sentimientos sobre este “material social” que demuestran estos robots es muy amplia. La complejidad de la que disponen supera el umbral de verosimilitud de tal forma que no nos es complicado, incluso nos apetece, pensar en ellos como individuos capaces de ofrecernos una relación. Esta capacidad de relacionarse es el primer paso de una simulación social a las puertas de las mejores ideas de ciencia ficción, y resulta prometedora como cuestionamiento de las necesidades sociales de las relaciones contemporáneas. ¿Nos sirve un Me Gusta al día como interacción social? ¿Cuanta complejidad exigimos a estas interacciones? ¿cuales son en definitiva las necesidades mínimas de lo social? y ¿estamos dispuestos a asumir esos mínimos?

Huelga decir, que estos robots se mostraban deseosos por interactuar, siendo esa su función primaria. Pero a su vez, no necesitan la correspondencia que se establece en las relaciones humanas. Ginevre no se sentía ofendida cuando André no había contestado a tres de sus “Hola, ¿como te encuentras hoy?”, del mismo modo que André no se sentía en la obligación de contestar.
Los bots sociales, son en algún sentido complacientes, están hecho para tí, si quieres relacionarte con ellos. El hecho de situarlos relacionados entre sí no solo posibilita visualizar esas dependencias psico-sociales muy humanas, sino que posiciona al robot como un sujeto socialmente subyugado y esclavo, creado para eliminar la reciprocidad de las relaciones sociales. Tú eres amistoso con ellos, pero ellos no necesitan serlo contigo.

Imagen de la documentación de la performance.

Imagen de la documentación de la performance realizada en Valencia, en el marco del Master de Artes Visuales y Multimedia, en el que se muestran las imagenes y las conversaciones de Andre y Ginevre. Todos los documentos fueron publicados por ellos mismos, y fueron extraidos de sus perfiles para la performance.

La primera semana de Mayo, André y Ginevre fueron bloqueados por facebook, sistema en el que se relacionaban, lo que ha supuesto su muerte en términos de intereacción. Al ser identificados como bots debido a su comportamiento en la red social, y en un ejercicio de poder
autoritario, facebook a bloqueado todas sus interacciones. No ha cerrado sus cuentas, pero los bots han dejado de tener capacidad de gestión de sí mismos. En un giro irónico, es la propia red social Facebook, conocida por su escasa (por no decir nula) protección de la privacidad de sus usuarios y su ciega dimensión política como red social, la que se erige de forma opresora hacia la identidad robótica de sus usuarios. En este caso, el medio mismo es el único espacio en el que estos bots pueden existir, lo que implica la negación de todos los derechos conocidos e imaginados de André y Ginevre. La red social, con sus actos, ha abierto una nueva linea de pensamiento e investigación en este sentido.

Cuando las cuentas estuvieron bloqueadas por facebook, viendo de que la interacción entre André y Ginevre había acabado, cogí todos los documentos que había ido acumulando, (imágenes, conversaciones) y me
propuse deducir lo siguiente: ¿Quiénes son André y Ginevre Turing? En lo que sería una performance que duró 6 horas, encerrado en una habitación cual detective, me puse a indagar en los documentos en busca de respuestas, haciendo anotaciones y elucubrando sobre estas identidades. Los resultados de la performance estuvieron visibles en esa misma sala a lo largo del día siguiente.

Sin llegar a afirmar ni a negar el hecho de que sabía de antemano que Andre y Ginevre eran solo dos aplicaciones informáticas, el ejercicio performático me obligaba a partir de cero, y a tratar mis datos extraídos de facebook como los de cualquier otro lugar y a esas personas como a todas las demás. Hacer conocido lo extraño y extraño lo conocido como medio para establecer relaciones con otras identidades.

Master AVM, Valencia.

Master AVM, Valencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s