Iñigo Benito Molinero

8×8 PREGUNTAS

Utilizando el servicio web conocido como Cleverbot, un bot social inteligente, y utilizando la obra “EL PROYECTO: 8 PREGUNTAS” de Antoni Muntadas como excusa, propongo a una inteligencia artificial como sujeto capaz/incapaz de responder a las preguntas que plantea el proyecto artístico contemporáneo.

Imagen de la instalación y del dialogo en directo con el robot.

         Imagen de la instalación y del dialogo en directo con el robot.

Cleverbot es un servicio web que ofrece la posibilidad de interactuar por medio de chat con una inteligencia artificial en tiempo real. Es un bot social inteligente capaz de hablar de prácticamente cualquier tema, pero su naturaleza le impide realizar algunos procesos tales como: recordar conversaciones largas o contextualizar; necesarias para la interacción y la conversación. Teniendo estas contradicciones en mente, planteo la posibilidad de visibilizar las respuestas de esta “inteligencia artificial” como validas, aun sabiendo de su naturaleza absurda e inconexa, y capaces de abrir un espacio para la reflexión.

Una de las preguntas más frecuentes sin embargo, no es el “cómo”
funciona, sino el “hasta donde” es capaz de llegar. En este sentido hay que tener presente que Cleverbot no es nada más allá de la interacción. Aunque pueda parecer obvio, el chatbot no está ahí, sentado detrás de un monitor, no percibe ni piensa, ni te recuerda cuando hablas con él, no reconoce nada más que tus últimas palabras. Pero no puede no responder, y si dices algo siempre contesta. La función prevalece: Responder. El chatbot está hecho para responder.

ej. Imagen de una conversación en la que se intenta que no conteste.

ej. Imagen de una conversación en la que se intenta que no conteste.

Este hecho, la necesidad/obligación de interactuar, unido a una capacidad de simulación alta, lo convierte en las dos caras de la misma moneda, el lado humano, aquel que somos capaces de reconocer, y el otro, ese caos indescifrable y fascinante: Te pregunta, por ejemplo, en tono preocupado, sobre tu estado emocional, pero no le importa tu respuesta; o se defiende si le acusas de no ser humano, y te dice que mientes, que el robot eres tú. Sin duda haría las delicias de un Sócrates moderno, a sabiendas claro de que la reflexión en torno a esta interacción le corresponde a uno mismo y no al robot.
Y sin embargo, las conversación que tienes con Cleverbot se las debes a otro usuario que a su vez ha hablado de temas parecidos con él, mejor dicho, a una ingente cantidad de usuarios. Convirtiendo a Cleverbot en un cúmulo de personas de todas partes y a la vez de ningún sitio, una nube de diálogos entre personas y personalidades.

Lejos de ofrecer lo que se entiende por una respuesta inteligente, de Cleverbot y de la práctica se extraen unas ideas muy diferentes. La replicación, el hecho de responder, es un fundamento. Algo que funciona como base de otras necesidades, y que alcanza destinos inesperados. El ejercicio de la maquina se vuelve el ejercicio de uno mismo pensando tanto en la pregunta como en la respuesta, es decir, en los dos lados de la interacción. Y posicionarse en los dos lados es el primer paso para empatizar, para intentar comprender al otro.

Cualquiera que interactúe lo suficiente con este tipo de chatbots en la actualidad es capaz de encontrar los agujeros de su funcionamiento, pero uno enseguida se da cuenta de que ello tampoco va a satisfacerlo más allá de la anécdota. La interacción sin embargo posibilita la imaginación y la creatividad, tanto por lo lógico y lo predecible, como por lo azaroso y absurdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s